Vivimos en un mundo cambiante, lleno de desafíos y contradicciones, donde
 
disfrutamos de cosas hermosas que nos hacen felices, pero, también, sufrimos por hechos indeseables, angustiantes y desconcertantes. Un mundo lleno de interrogantes y dudas donde –a veces- pareciera que se ha perdido toda esperanza de vivir en paz, armonía y justicia. Ello genera desconcierto y una acuciante urgencia por modificar tal condición y efectuar profundos cambios en el ámbito planetario y los modos de vida, para alcanzar una justa condición de equilibrio que, respetando las leyes naturales, nos proporcione una existencia digna de ser vivida. Así, cuestionamos valores tradicionales y exploramos nuevos horizontes en una ardua lucha donde se enfrentan los componentes naturales del ser humano: uno superior, espiritual y otro inferior o material. El primero realizando su trabajo redentor, el segundo imponiendo su acción retrogradante.
     
 
Pero, existe una esperanza, un Plan divino que rige toda la evolución en el Universo y en el cual cada cosa, cada ser, tiene su participación. Para su cumplimiento, desde tiempos inmemorables ha sido puesto a disposición de la humanidad un conocimiento de orden superior que, estudiado y aplicado al vivir cotidiano sirve de estímulo para el despertamiento de las cualidades más nobles que cada ser humano guarda en sí. De esa manera ha de producirse una apertura hacia la conciencia superior y el logro de la plenitud espiritual. Para dicho fin, muchos grupos alrededor del planeta se dedican a la difusión de enseñanzas destinadas a la raza humana por los grandes Maestros espirituales, filósofos esotéricos y científicos ocultistas quienes, a lo largo del tiempo, han tomado para sí esa tarea en obediencia a las sagradas Leyes que rigen la evolución de todo lo creado.
 
     
 
FUNDASER- Fundación de Servidores de la causa espiritual, se inscribe dentro de tales grupos, contribuyendo a estimular en la gente un cambio de pensamiento y acción favorables a su transformación positiva mediante la divulgación de las enseñanzas de la Sabiduría Antigua, según ha sido comunicada por el Mº El Tibetano –Djwhal Khul- mediante su amanuense Alice A. Bailey. En 31 libros escritos originalmente en inglés y traducidos a un gran número de idiomas, dicho Maestro desgrana una enseñanza que va desde los orígenes de la Vida y el mundo de las energías hasta sus Leyes, pasando por los asuntos cotidianos e instrucciones para que la humanidad encuentre el camino hacia su evolución conciente y la unión con la Suprema Causa.
 
 
 
 
En estas páginas nuestros lectores encontrarán fragmentos de tales enseñanzas, así como información sobre actividades de Servicio relacionadas con las mismas: La Gran Invocación -plegaria mundial patrimonio de la humanidad- Buena Voluntad Mundial y el trabajo de Triángulos, los cuales contribuyen a hacer realidad el despertamiento de los seres humanos al sagrado mundo de lo inmanente y al divino mundo de lo trascendente y verdadero.